Una joven se amputa su propia mano para cobrar una indemnización de más de un millón de euros

Durante los últimos días, los medios de comunicación de Eslovenia han estado totalmente pegados a un caso que ha resultado abstante llamativo en todo el país. Julija Adlesic es una joven de 22 años que sufrió un supuesto accidente hace tan solo un año cuando se encontraba cortando leña en el jardín de su vivienda. Al parecer y según ha relatado ella misma en los juzgados de Ljubljana, en uno de los momentos que se encontraba cortando los troncos de los árboles sufrió un despiste con la mala suerte que se corto su propia mano con la sierra.

Nada más sufrir este accidente, su padre y su novio que se encontraban en la vivienda llamaron a la ambulancia y la joven fue trasladada hasta el hospital. En el centro médico, los profesionales que la trataron diagnosticaron que Julija había perdido por completo su mano.

Noticia completa